Ko Lebara, te OMV paionia i Spain

pararau

VIP
Karere
1.167
ngā
2.397
De la generación de 2006-2007 solo Lebara continúa i te rangi. Mientras, sus colegas coetáneos, como Carrefour Móvil, Eroski Móvil y hari Móvil, han desaparecido.
La experiencia es un grado. Y si no que se lo pregunten a Lebara. Tras el inminente cierre de Happy Móvil; la desaparición de Carrefour Móvil (que fue el primer OMV en España); y también el cese de Eroski Móvil, el operador étnico se queda como el único de los operadores virtuales pioneros que comenzaron a competir en nuestro país hace algo más de una década.
Todo se remonta a 2006. Por aquel entonces Nokia era el principal fabricante de smartphones del mundo; llegó Yoigo gracias a la adquisición de un paquete mayoritario de Xfera Móviles -que muchos daban por muerto- por parte de TeliaSonera; y tuvo lugar el primer Ko te Paari o te Ao Motu.
Only mobile y solo para hablar y enviar SMS. En la actualidad muchos OMV ofrecen tarifas convergentes y algunos se atreven incluso a competir en el segmento de la televisión moni. Sin embargo, en sus comienzos solo ofrecían servicios básicos de telefonía móvil: llamadas y mensajes de texto. De hecho, combinarlo con Internet móvil no llegó hasta unos años después.
Sin embargo, aquel año tuvo lugar un hecho si cabe más relevante para el mercado de la telefonía: la extinta CMT (actualmente integrada en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) recibió luz verde por parte de la Comisión Europea para obligar a los operadores con red propia (OMR) a abrir su infraestructura a otros operadores. Y todo cambió.
En unos pocos meses, el abanico se abrió y los usuarios españoles comenzaron a disponer de nuevas opciones para contratar sus servicios de telefonía móvil. Comenzó la época de los operadores móviles virtuales.
En esta primera gran hornada llegó Carrefour Móvil(que se adelantó por unas pocas semanas al estreno de Yoigo -como cuarto OMR-), Happy Móvil-que nació en el seno del grupo Phone House- y Lebara.
De ellos, solo Lebara sobrevive, lo que le convierte en el último tiana de los OMV. ¿Pero cómo se ha llegado a esta situación? ¿En qué punto se encuentra Lebara en la actualidad?
En la actualidad Lebara es el tiana vivo de los operadores móviles virtuales. En concreto, este operador está presente en España desde enero de 2007. Ahora, más de una década después, la compañía sigue operando con normalidad, aunque acusa un cierto desgaste.
Por ello, el operador ha decidido este reformar su imagen: ha cambiado su logotipo y modernizado su web y hasta se ha desprendido del te ingoa pūkoro
Lebara, que utiliza la red de Vodafone, ha dado varios hurihuri importantes durante este año.
No solo eso. Lebara también ha retocado su kōpaki de tarifas, a las que acaba de añadir, por fin, velocidad 4G.
Y además de servicios de telefonía móvil prepago, también presta servicios complementarios para gracias a acuerdos como el de WorldRemit, con el fin de facilitar que sus clientes puedan enviar dinero a sus familiares.
Todo este proceso de renovación arrancó después de que el operador fuese adquirido por Palmarium en septiembre 2017.
Tras el fin de Happy Móvil, Lebara es el OMV más mayor que queda en el mercado español.
Aun así, el objetivo no ha cambiado en este tiempo a pesar de todas estas reformas. La compañía sigue orientada en captar al público étnico, un fin que comparte con Lycamobile, operador con el que sigue manteniendo una cruenta batalla.
La epopeya de Euskaltel. Muchos apuntan al cableoperador vasco como el primer OMV de España. Y parte de razón hay, ya que la compañía alcanzó en 1999 un acuerdo comercial con Amena. Sin embargo, en aquel momento no existía ninguna regulación sobre los operadores móvil virtuales y, cuando se instauró, la compañía rompió su relación con Orange y comenzó a usar la red de Vodafone.
Tras el cercano cese de operaciones de Happy Móvil (cuya cartera de clientes heredarán Masmóvil y Llamaya), Lebara ostenta el título de OMV tianai Spain.
Pero las razones por las que tanto el antiguo virtual del grupo Phone House como Carrefour Móvil y Eroski Móvil, sus compañeros coetáneaos, han terminado arrojando la toalla, son diferentes.
En el caso de Happy Móvil, se debe al crecimiento del grupo Masmóvil, que fue una de las primeras compañías adquiridas por el pupuri capitaneado por Meinrad Spenger.
Sin embargo, la adquisición de Pepephone, Yoigo y, sobre todo, Llamaya han terminado dejando sin hueco a este virtual, por lo que desde Masmóvil han decidido poner fin a esta marca, que lleva mucho tiempo a la deriva y sin actualizar su oferta.
Motivos diferentes llevaron a Carrefour y Eroski a bajar la persiana de sus OMV.
En el caso de la cadena de distribución de origen galo, el operador abandonó el mercado por una conjunción de diversos factores. La falta de una oferta atractiva, así como la imposibilidad de ofrecer productos convergentes, llevaron a la compañía a decir adiós.
Su marcha allanó el terreno para que Eroski Móvil siguiera sus mismos pasos. Los usuarios no apostaron por los OMV de marca blanca y algunos nombres como MovilDia también está en las quinielas sobre su más que plausible abandono.
En cualquier caso, junto a Happy Móvil, Carrefour Móvil y Eroski Móvil, Lebara fue uno de los operadores que se lanzó a la piscina, aunque ya tenía experiencia en otros muchos mercados, ya que se fundó varios años antes: en 2001.
Y su llegada abrió las puertas a un nicho que poco más tarde vivió un auténtico baby boom.
Ocurrió en 2008. Hace 10 años llegaron nombres como Bankinter Móvil, Digi, Masmóvil, Hits Mobile, Pepephone y Simyo, entre otros muchos.
Hace una década el sector de los OMV tuvo un baby boom. Un par de lustros después muchos de estos pequeños proyectos no han conseguido llegar a la madurez.
Pero la situación en el mercado de los operadores móviles virtuales ha cambiado mucho desde aquella época de bonanza.
En la actualidad, muchos de los usuarios de este segmento se los reparten entre los respectivos OMV de Movistar, Orange y Vodafone -que también se lanzaron a competir en este nicho-.
No obstante, eso no evita que los virtuales independientes sigan teniendo su hueco. De hecho, pocos parecen partidarios a bajar los brazos y se aferran a aquello de "whakahoutia ka mate ranei".
 

He au

Ko tehea tuku ka tatari atu koe?

  • Huawei P50 / P50 Pro

    Pōti: 10 14,5 orau
  • Samsung Galaxy Z Takai 3 / Z Flip 3

    Pōti: 10 14,5 orau
  • Whakahonoretia Magic 3/3 Pro

    Pōti: 9 13,0 orau
  • Xiaomi Mi Mix 4

    Pōti: 17 24,6 orau
  • Google Pixel 6

    Pōti: 16 23,2 orau
  • Tētahi atu (Waiho ki te kōrero, ā mā mātou e tāpiri atu)

    Pōti: 7 10,1 orau

Mai i te blog

Ko nga papahiko waea hiko 21 teitei kei te utu pai
Arriba